El Madrid tritura al Barca

El Madrid tritura al Barca

Al final del segundo partido de la final ACB, los jugadores del Real Madrid y su entrenador Pablo Laso solo transmitían un mensaje: había que ganar la final en el Palau sin dar ningún tipo de opción a una posible remontada barcelonista. Y si podía ser por un contundente 3-0 al estilo del Madrid de Sabonis en 1994 mucho mejor. Al máximo rival no se le da una segunda oportunidad y más si la recompensa es ganar todos los títulos en la misma temporada. Y eso fue lo que ocurrió. El Madrid cerró la final ganando 3-0 en el campo rival.

Después de la exhibición del pasado domingo en el segundo partido( 100-80), donde el Real Madrid desmontó a Xavi Pascual, se esperaba una reacción del Barca mostrando más carácter del mostrado hasta el momento. A pesar de la baja de Navarro, contaban con armas suficientes para plantear batalla.

CIVQprcWcAAXvpj

En el partido del miércoles se vivió un choque lleno de toboganes. Un primer cuarto totalmente igualado, 17-17, a modo de tanteo para dejar paso a un segundo parcial dominado por el Real Madrid y un tercero con superioridad absoluta del Barcelona. Pero con una gran diferencia. Mientras en el Real Madrid aportaba todo el equipo en ataque con una gran actuación coral, el Barcelona se sostenía básicamente por el enorme partido del pivot croata Ante Tomic. Colosal e imparable en ataque e intimidador en defensa. Desaparecido los dos primeros partidos emergió cómo lo que puede ser: un pivot dominante. Pero no estuvo muy bien acompañado. Mario Hezonja hizo un extraordinario primer partido pero desapareció en los dos siguientes. Satoransky estuvo muy irregular y Marcelinho Huertas y Brad Oleson apenas aparecieron en toda la final. Solo Doellman le acompañó en la primera parte y Abrines destacó en el tercer cuarto con sus triples. Y poco más.

Por momentos en el segundo cuarto el Real Madrid rompió el partido hasta llegar al descanso con 14 puntos de ventaja, 34-48. Una vez más, el acierto en el tiro exterior madridista destrozó a la defensa azulgrana recordando la exhición del segundo partido. Jugando a un marcador alto, casi nadie tiene opciones ante el Real Madrid. Sin la actuación estelar del MVP de la final, Sergio Llul, y con Rudy Fernández arrastrando problemas físicos, apareció una segunda unidad brillante. Destacaron la intensidad de Nocioni, con un par de triples cuando peor lo pasaba el Madrid, y Maciulis más un inspirado Jayce Carroll haciendo daño con sus triples y penetraciones en la segunda parte. Oleson, su bestia negra defensiva particular, no pudo con él en ningún momento. A pesar del apretón final, el conjunto blanco mantuvo la calma a pesar de que el Barcelona se puso por delante mínimamente al final del tercer cuarto.

La temporada pasada el Real Madrid maravillo a todos con un juego espectacular pero se ahogó en la orilla al llegar muy justos de fuerzas al tramo final de la temporada donde se juegan los títulos. Sucumbió en la final de la Copa de Europa y perdió la final de la Liga ante el Barcelona. Alcanzó su mejor nivel de juego demasiado pronto y no pudo aguantar el ritmo. Para corregir ese fallo reclutaron a dos gladiadores como el lituano Maciulis y el argentino Nocioni para ayudar al equipo en los momentos duros y difíciles. Han cumplido con creces. En defensa y en ataque.

La llegada de Pablo Laso recuperó las señas de identidad del equipo blanco: juego rápido, defensa y contraataque añadiendo rocosidad este año. Con Pablo Laso han ganado 9 títulos en los últimas 4 temporadas jugando 13 de las 16 finales posibles. Un equipo ganador con un juego atractivo que ha vuelto a llenar las gradas del Palacio de los Deportes cada partido.

De esta manera, completa el Real Madrid una temporada histórica en la que lo ha ganado todo. Supercopa de España, Copa del Rey( contra el Barcelona), Copa de Europa y Liga ACB, nuevamente ante el Barcelona. Un pleno de títulos que no lograban desde 1974 con Clifford Luyk, Wayne Brabender y Vicente Paniagua como máximos exponentes. Ha ganado sin tener los jugadores más caros ni el presupuesto más amplio. Pero sí han tenido una idea clara de juego, continuidad en el proyecto y los retoques necesarios para ganar.

Con este título, puede que haya movimientos importantes en la plantilla. Sergio Llul puede haber jugado su último partido en el Real Madrid y Europa ante la magnífica oferta recibida desde la NBA por Houston. 21 millones de euros por temporada. Actualmente gana 1.5 millones de euros por temporada. Un salto profesional y económico difícil de resistir. El entrenador de Houston, el mítico Kevin Mchale de los Boston Celtics, lo quiere allí. Para Sergio Rodríguez, padre la víspera del tercer partido de la final, también suenan cantos de sirena para que vuelva a la NBA. Ahora con un juego mucho más maduro y equilibrado.

La salida de ambos puede suponer una importante alteración del equilibrio de la plantilla al suponer la pérdida de sus dos directores de juego. La baja de Mirotic no se ha notado y el futuro pinta bien con con el croata Doncic, Dani Díez y el pivot HernanGómez. A estos dos últimos, probablemente los veamos este verano con la selección española compitiendo en el Europeo. Estaremos aquí para contarlo.

Sin Comentarios

Deja tu comentario