Pau Gasol: el ET español

Pau Gasol: el ET español

Aíto se equivocó. Cosa rara en él que tan buen ojo ha tenido para detectar buenos jugadores a edad temprana y su potencial de cara al futuro. Pero la marcha de Pau Gasol siendo aún muy joven no supuso ningún paso atrás en su formación a pesar de las advertencias de uno de los mitos de los banquillos españoles. A lo mejor no se equivocó sino todo lo contrario: sabía perfectamente el diamante en bruto que tenía entre sus manos y quería poder disfrutarlo alguna temporada más.

3085783577_9c0909c1df_z

Lo más curioso de Pau Gasol es que en sus primeros años ya estaba en el punto de vista de Universidades norteamericanas que le ofrecían becas para estudiar y jugar con ellos. Pero no destacaba especialmente en el juego. Lo que llamaba la atención era su envergadura, la capacidad de aprendizaje y la habilidad y coordinación que su juego prometía. En un campeonato memorable cómo fue el Campeonato Mundial Junior celebrado en Lisboa en 1999, Pau Gasol era suplente. Apuntaba maneras pero los titulares eran otros. Destacaba mucho más Germán Gabriel. Pero en la temporada siguiente, Pau Gasol lideró al Barcelona en los títulos conseguidos de Liga y Copa del Rey, con una enorme exhibición ante el Real Madrid en la final de la Copa.

Quién si se equivocó abiertamente con él fue Lolo Sainz. Su conservadurismo le impidió llevar a Pau Gasol a los Juegos de Sydney del año 2000 apostando solo por Raúl López y Juan Carlos Navarro entre los juniors de la Generación de oro del baloncesto español. El mismo Pau Gasol que lideró a la selección absoluta en el Europeo de 2001 en Turquía donde solo el robo de la anfitriona nos impidió jugar la Final. Conseguimos el bronce. Desde entonces una racha de éxitos espectacular. Dos Campeonatos de Europa, un Mundial y dos finales de Juegos Olímpicos ante los extraterrestres de la NBA. Más dos medallas de plata en dos Europeos.

Pau Gasol es nuestro particular E.T, en acertada definición de nuestro entrañable Andrés Montes. El primer español en jugar en la NBA fue Fernando Martín en um momento en que la mejor Liga del Mundo sí que era vista como otro planeta. Sin Internet y sin apenas imágenes y videos de lo que allí sucedía, Fernado Martín apenas jugó en Portland más allá de los minutos de la basura y volvía a Europa al año siguiente. Poco después sí llegó la expansión internacional y la oportunidad de disfrutar de ella.

Pau Gasol no llegó a la NBA de tapadillo. El mejor jugador de la historia del Baloncesto español, junto a Juan Carlos Navarro, fue elegido número tres en el draftt por Atlanta que lo traspasó a los 5 minutos a los Memphis. Un equipo perdedor que le garantizaba muchos minutos de juego y pocas victorias con los que consiguió ser elegido mejor rookie de la NBA por unanimidad, primer europeo en lograrlo, y entrar con los Memphis en los primeros play-offs de su historia. Un logro al alcance de pocos en una franquicia perdedora hasta que llegó él. Pero su talento era mucho más alto que el de su equipo. Memphis se le quedaba pequeño y en 2008 llegó su gran oportunidad al llegar a mitad de temporada a Los Angeles Lakers, uno de los equipos míticos de la NBA. Glamour y lucha por títulos en un mismo ticket.

El resto es historia. 3 finales y dos títulos de la NBA con los Lakers. La mejor prueba de su impacto al lado de Kobe Bryant es que sin Pau, la temporada anterior el equipo angelino no fue capaz de llegar a los play-offs. Con Gasol llegando a mitad de temporada alcanazron la final perdiendo ante los Celtics. Un jugador de 2.15 metros con la visión de juego de un base. Capaz de anotar, rebotear, asistir a los compañeros y liderar el equipo. En resumen, capaz de hacer mejores asus compañeros de equipo. En eso sigue en los Chicago Bulls. 33 dobles-dobles, más de 10 puntos y rebotes, esta temporada persiguiendo el record de la franquicia en poder de un tal Michael Jordan. Casi nada.

Sin Comentarios

Deja tu comentario