Peleas míticas del Baloncesto

Peleas míticas del Baloncesto

Las peleas en el deporte son, por desgracia, algo habitual. Ya sea por la tensión, rivalidad histórica, rencillas personales o por un cruce de cables, están a la orden del dia. Además, el desarrollo de la tecnología, Internet y las redes sociales, las convierten en rápido objeto de circulación mundial. Y no es algo que ocurra solamente en la NBA. Este pasado fin de semana asistimos en la Liga ACB española a una de las peleas más multitudinarias que se recuerdan en los últimos años.

Una chispa que salta o ajuste de cuentas pendientes, casi al modo del viejo Oeste, suelen ser las causas más comunes de estas tanganas. Eso, y el poco cerebro de algunos jugadores de Baloncesto( no todos los tontos están en el fútbol) que les hace creerse estar en un ring de boxeo en lugar de una cancha de basket.

deportes-20041121-02

Vamos a repasar algunas de las peleas míticas del Baloncesto. Sin guantes y sin casco pero con mucha mala leche.

Detroit Pistons- Indiana Pacers

Una de las peleas más brutales sobre una cancha de Baloncesto. Los Pistons apodados Bad Boys a finales de los 80 y los 90 por su dureza se hubieran sonrojado ante esta batalla más que pelea. Al final del partido se inicia una pelea entre Ron Artest( luego llamado Metta World Peace en los Lakers junto a Pau Gasol) y Ben Wallace. A continuación una breve tangana entre los dos equipos hasta que las cosas se calman. A continuación, el caos. Ron Artest se sienta en la mesa de anotaciones y desde el público se le lanza un vaso con líquido.

Lo que sigue es más una crónica de sucesos. Artest y otros compañeros saltan a las gradas para pegar a su agresor y a todo lo que se le pone por delante. Pero no salen ilesos: otros aficionados se abalanzan sobre ellos recibiendo varios golpes. Una pelea que tuvo como consecuencia graves sanciones. 11 millones de dólares en total, 5 aficionados de los Pistons sancionados de por vida sin entrar a recintos deportivos y partidos de suspensión para los jugadores implicados. 85 partidos y 5 millones de dólares para Ron Artest, se perdió el resto de la temporada, 30 para su compañero Stephen Jackson y 15 para Jermaine O´Neal tras su excursión por las gradas. Por los Pistons, Ben Wallace fue sancionado con 15 partidos. La madre de todas las batallas.

 

Yugoslavia- Grecia

Menos mal que era un partido amistoso preparatorio del Mundial 2010. Pero la rivalidad histórica entre Grecia y Yugoslavia no entiende de amistad. Ni en baloncesto ni en otros órdenes de la vida. Una auténtica batalla campal entre los jugadores de ambos equipos más intensos que en las peleas de la NBA. El comportamiento de algunos jugadores se podría calificar de criminal. Como el sillazo de Krstic al griego Bourousis, hoy en el Real Madrid, que le ocasionó una brecha en la cabeza y que podría haber sido más grave. Pero la pelea fue mucho más que eso. Patadas, puñetazos y una tangana iniciada por Teodosic y Fotsis y con el griego Schortsianitis , Baby Shaq, agrediendo a todo serbio que se pusiera a su paso. Si tiene palomitas cerca, aprovechen la ocasión para verlo. Cuando se enfrentaron en el pasado Mundial de España Grecia y Yugoslavia, Krstic y Bourousis se emparejaron en el partido. No pasó nada pero la tensión se cortaba con un cuhillo.

Olympiacos-Galatasaray

Turquía y Grecia tampoco son países que se lleven especialmente bien. Mejor dicho, Grecia no se lleva bien con casi nadie. En este caso una disputa en la lucha por la posición en un tiro libre desata el combate entre Begic y Mensah-Binsu, con varios puñetazos aprendidos sin duda de George Foreman o Mohamed Alí.

Real Madrid- Estudiantes

La rivalidad entre los dos equipos madrileños derivó en una tangana culminada con una patada voladora del jugador de Estudiantes Garcés sobre el jugador madridista Alberto Herreros. Un derbi al límite.

Levski Sofía- Partizán de Belgrado

Un partido de la Liga Adriática que más que una pelea entre jugadores provocó una pelea general en la grada, con público y jugadores hasta que intervinieron los antidisturbios.

Bilbao- Laboral Kutxa

Con un derbi vasco ya decidio a favor del Bilbao Basket, una falta normal de Shengeila a Todorovic desata una batalla entre los jugadores de ambos equipos. A puñetazo limpio acabando empotrados entre algunos aficionados y con Diop entrando como un elefante en una cacharrería. Y todo ello ante la mirada sustada de un niño pequeño que lo ve todo en primera fila. Sensacional Fernando San Emeterio calmando ánimos.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario