Contador gana el Giro y busca su tercer Tour

Contador gana el Giro y busca su tercer Tour

Primera parte del trabajo completada. El reto de Contador de ganar Giro y Tour en el mismo año terminó con la victoria del corredor español en el Giro de Italia por delante del italiano Fabio Aru y del español Mikel Landa, la auténtica revelación de este Giro de Italia.

5776984382_381bbb8bf8_z

Una empresa difícil y costosa. El último ciclista en conseguir el doblete Giro y Tour en el mismo año fue el italiano Marco Pantani en 1998. Y antes que él, solo otros 6 ciclistas lo habían conseguido. Un repaso a sus nombres nos dice mejor que nada lo complicado de esta misión: Fausto Coppi, Jacques Anquentil, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Stephen Roche y Miguel Indurain. Todos grandes entre los grandes. Contador iguala las victorias en 7 grandes de Indurain. 3 Vueltas a España, 2 Giros y 2 Tours de Francia para el pinteño por 5 Tours y 2 Giros para Indurain. Contador sigue diciendo que ha ganado 3 Giros. Pero no es verdad. E lde 2011 no cuenta por su dopaje con clembuterol

Por si fuera poco, la victoria de Alberto Contador en el Giro de Italia 2015 le ha llevado más esfuerzo del esperado. Y no solo por el esfuerzo lógico en una carrera de 3 semanas sino por las caídas y la presión de sus rivales en las dos últimas jornadas de montaña, viernes y sábado pasados. Después de la exhibición en el Mortirolo, al quedarse rezagado por una avería, y la venganza de Contador a continuación, la maglia rosa parecía definitivamente en el bolsillo del madrileño al tener distanciados a Fabio Aru, con evidentes síntomas de desgaste, y a Mikel Landa a más de 4 y 5 minutos en la general, respectivamente. Pero no fue así. En la penúltima etapa, la temible subida al puerto de la Finestre con sus últimos 8 kilómetros en tierra, sterrato para los italianos, provocó una crisis tremenda en Alberto Contador. Primero atacó Mikel Landa y Contador intentó seguirle. Pero no pudo. Se sentó en el sillín antes que el vasco y no pudo soportar su ritmo. Nada especialmente grave ya que tenía 5 minutos de ventaja sobre él. Pero a continuación, tampoco pudo aguantar el ritmo del grupo de los mejores y vio cómo se le escapaban Fabio Aru y Hesjedal. Una crisis en toda regla. Y se quedó solo. Sin compañeros de equipo, en tierra de nadie y con sus rivales con la moral por las nubes al comprobar que el lider estaba tocado. En ese escenario los minutos podían ir aumentando y poner en peligro la victoria de Contador.

A favor de Contador jugaron varios factores.

El primero que el puerto que continuaba al de la Finestre y donde se encontraba la línea de meta, Sestriere, era un puerto de tercera categoría, corto y sin apenas pendiente en el que sería difícil aumentar mucho la ventaja.

-En segundo lugar, la veteranía y experiencia de Contador han jugado a su favor. No se ha puesto nervioso a pesar de que se le iban todos los gallos de la carrera por delante y ha seguido a su ritmo. Constante y sin altibajos para administrar su gran renta.

-Y por último, la enorme desorganización del equipo Astana durante gran parte del Giro y, especialmente, en la penúltima etapa. Después del ataque de Landa y de la crisis de Contador, Landa quedó en cabeza de carrera con el ruso Zacarín y Fabio Aru 40 segundos por detrás junto con Hesjedal y Rigoberto Urán. Contador solo. Sin compañeros de equipo en la parte decisiva de la carrera, una vez más. Durante bastantes kilómetros Landa tiraba por delante y Aru por detrás hasta que el director paró a Landa para ir todos juntos y que trabajara por Aru para aumentar toda la diferencia posible. Si esa decisión la hubieran adoptado 15 kilómetros antes en el falso llano que precedía a Sestriere, la ventaja hubiera sido mayor. 2 minutos y 30 segundos fue la diferencia en meta. Una hipótesis que ya no podemos comprobar. Contador gana el Giro y lo acompañan Fabio Aru como segundo y Mikel Landa como tercero en el podio de Milán.

En menos de un mes empieza el Tour de Francia. Ahí los rivales serán diferentes y más difíciles y Alberto Contador jugará en desventaja debido al desgaste del Giro y a que sus rivales llegarán más frescos. Un reto físico y psicológico difícil de superar. Nairo Quintana, Chris Froome y Vincenzo Nibali le esperan.

Sin Comentarios

Deja tu comentario