Cómo ponerse en forma con una bici eléctrica

Cómo ponerse en forma con una bici eléctrica

 

La bicicleta es una gran manera de practicar deporte que además acoge a personas de todas las edades. La buena noticia es que en los últimos años la cultura ciclista se ha extendido a un ámbito de la población más grande. Mientras que antes era un deporte que realizaban unos pocos, actualmente cada vez más personas se enganchan al ciclismo en todas sus vertientes. Ciclismo de montaña, de carretera y urbano, cualquier lugar es bueno para realizar un poco de deporte.

Los avances tecnológicos nos han traído una versión de la bicicleta que difiere un poco de la clásica, la bicicleta eléctrica. Las ebikes incorporan un sistema con motor, batería y demás; que nos pega el empujoncito en el momento en el que lo podamos necesitar.

Las bicicletas eléctricas se han ganado la mala fama de no ser una bici hecha para practicar ejercicio. Lo cierto es que con una bici eléctrica se puede hacer tanto deporte como con una normal.

Las ebikes llevan motor, es cierto, pero funcionan a través de niveles de asistencia. ¿A qué nos referimos con los niveles de asistencia? Pues que la bicicleta nos puede ofrecer más o menos ayuda dependiendo de lo que necesitemos en cada momento. Si estamos en una cuesta super empinada por ejemplo, podemos elegir un nivel de asistencia mayor.

Cuidar de nuestra salud con una bicicleta eléctrica es fácil, solo hay que permanecer activo y tener ganas.

Un paseo por la ciudad

Aprovecha cualquier oportunidad para subirte a tu ebike. Distancias largas o cortas, no importa, desházte de la pereza y muévete en bici. Mucha gente utiliza la bicicleta eléctrica para sus desplazamientos diarios, hacia el trabajo, el colegio o para ir a comprar. También puedes optar por dar un paseo por las zonas verdes de la ciudad, un plan perfecto para los fines de semana que puedes complementar con un picnic o con cualquier otra actividad.

Planea una ruta entre pueblos

Otra idea es hacer una ruta por los pueblos cercanos a tu ciudad. Este tipo de recorridos requieren de un poco más de resistencia y de tiempo, pero poco a poco puedes llegar muy lejos. Cualquiera puede hacerlo, bicicletas eléctricas de carretera para los públicos más variados; personas de todas las edades pueden hacer rutas de este tipo sin ningún problema gracias a las ebikes.

Los terrenos montañosos no serán un límite

Si te has quedado con ganas de más siempre puedes probar con una bicicleta eléctrica de montaña. Para este tipo de excursión hace falta tener algo más de experiencia pero no hay nada imposible si se hace con esfuerzo y constancia. Además una ebike de montaña puede ser una gran compañía en aquellos momentos en los que sentimos que nos quedamos sin fuerza.

 

No pongas más excusas y móntate en tu bicicleta eléctrica siempre que puedas.

Sin Comentarios

Deja tu comentario