Noticias de deportes: el análisis del fin de semana

Noticias de deportes: el análisis del fin de semana

La carrera de fórmula 1 ha restado importancia mediática a los partidos de la liga BBVA en este fin de semana primero de noviembre. No era para menos, cuando Fernando Alonso se jugaba el título de pilotos de f1. Decía yo el sábado que seguramente el asturiano firmara el estar en el podio antes de que empezara la carrera y en esa posición quedó, tercero por detrás de los dos pilotos de Red-Bull. No pudo hacer mucho más el piloto español, que se jugará el todo por el todo contra ambos, y contra Hamilton, a quien metió algunos puntos más, en la última prueba de la temporada. Más emoción imposible. Por cierto, la jugada del equipo campeón de constructores de no favorecer a ningún piloto a quien más favoreció, de rebote, es a Alonso, a quién le basta el segundo puesto en el próximo premio, cosa que no huiera ocurrido (tendría que ganar) si desde el equipo de la bebida energética hubieran mandado a Vettel dejarse pasar por Webber, quien estaba mejor colocado en la clasificación de pilotos.

Podio de la carrera

En cuanto al fútbol dos buenos partidos tuvieron lugar: el derbi madrileño y el Getafe – Barça. El derbi entre equipos de la comunidad de Madrid fue intenso y se resolvió, como casi siempre últimamente, a favor del Real Madrid, que metió dos goles seguidos en un alarde de intensidad. Carvalho, cual delantero, culminó de primeras y con su pierna derecha un gran pase en profundidad, ante el que De Gea nada pudo hacer. Una falta sacada desde la derecha por Ozil, dirigida a esa zona de nadie entre la defensa y el portero, se acabó colando. Después el Atlético se rehizo, de la mano de un gran Agüero y un Reyes que fue capaz de lo mejor y de lo peor: fue el que más peligro llevó, peró en los dos goles del rival estuvo poco afortunado.

En cuanto al Barcelona, tras un inicio disputado, el equipo gustó y se gustó frente al Getafe. Muy bien en ataque con una pareja Villa – Messi cada día más compenetrada, que pese a todo fallaron un sinfín de ocasiones, y regular en defensa, el equipo demostró porque ha sido campeón en las últimas dos temporadas. Eso sí, la baja forma física de todo el equipo hace que presionen menos la salida del rival y repercute directamente en Piqué y Puyol que no parecen tan grandísimos defensas como unos meses atras (se quedan «sólamente» en grandes, no nos engañemos). Parece que cada día las espadas están más altas de cara al clásico.

Sin Comentarios

Deja tu comentario