Fernando Alonso, duda para Australia

Fernando Alonso, duda para Australia

Ayer comenzaron los últimos tests de entrenamientos de Fórmula 1 antes del inicio del Mundial en el Gran Premio de Australia el próximo 15 de Marzo. Se celebran nuevamente en el circuito de Montmeló hasta el próximo domingo y con la ausencia destacada de Fernando Alonso después de su accidente en los entrenamientos previos.

11096503213_a6d872f8c0_z

El sustituto de Fernando será Kevin Magnussen, que acompañará a Button y puede que no sea la única ausencia del piloto asturiano que tenga que suplir. Los médicos de la Fórmula 1 le han impuesto un reposo total de 21 dias a Fernando Alonso que se cumplen precisamente el dia de la carrera australiana. Un protocolo conservador que busca la mayor seguridad posible para los pilotos que han sufrido un accidente grave. De ahí la estancia de 3 dias de Alonso en el hospital: una manera de prevenir posibles problemas cerebrales que puedan aparecer en las 48 o 72 horas posteriores al accidente. Toda precaución es poca.

Un accidente extraño. Y sin imágenes de video al tratarse de unos entrenamientos de pretemporada sin señal en directo. Solo algunas fotos. Vettel iba justo detrás de él y vió como el monoplaza circulaba a una velocidad mucho más baja de lo normal, 150 km/h cuando debería rondar los 250 km/h, y que se fue casi directamente contra el muro de la parte derecha. La explicación oficial de Mclaren es que el viento provocó la perdida de estabilidad y de agarre del coche al salir de la curva 3 y que no se había roto nada en el mismo ni sufrido ninguna avería mecánica. De hecho, antes del accidente, Alonso se había quejado de que era una zona con fuertes rachas de viento. Otras fuentes valoraban la posibilidad de un fallo mecánico en el Mclaren o, incluso, un desvanecimiento de Alonso previo al choque. Lo que si reconoció el patrón de Mclaren, el inefable Ron Dennis, es que Alonso estuvo varios segundos inconsciente después del accidente y que no recordaba nada del mismo. Una amnesia que no es extraña en accidentes de este tipo. Además, descartó otro tipo de teorías como la electrocución en el monoplaza que provocara el desmayo de Alonso y el accidente. Las teorías conspirativas, ya saben.

Unos síntomas que explicarían la precaución en el tratamiento de Alonso y los 3 dias pasados en la UCI del hospital de Sant Cugat del Vallés donde fue traslado directamente en helicóptero desde el circuito. Falta de reflejos en el momento de ser atendido en el monoplaza instantes después que provocaron una demora de más de 10 minutos en salir del cocche y respuestas confusas a las preguntas de los médicos. Más la falta de memoria. Descartada su presencia en los últimos entrenamientos, Ron Dennis dice que no debería existir ningún problema para que el piloto asturiano pueda competir en Australia en la apertura del Mundial. Pero dependerá de los médicos de la Federación Internacional de Automovilismo, FIA, y su diagnóstico. Entre el accidente de Alonso y los problemas de Mclaren y su motor Honda en todos los entrenamientos de pretemporada, el comienzo del Mundial se adivina muy duro para Alonso y la escudería con base en Woking.

En estos últimos entrenamientos habrá que estar atentos para ver si se confirman las buenas sensaciones transmitidas hasta ahora por el Ferrari. Después del desastre de coche diseñado en 2014 por la escudería italiana el piloto de Mercedes Nico Rosberg manifestó recientemente que había que tener el ojo abierto a sus prestaciones. Algo habrá visto el alemán aunque Vettel es prudente en sus manifestaciones. No obstante es difícil que en solo unos meses pudieran pasar del desastre más absoluto, primer año el 2014 sin ninguna victoria desde 1993, a disputar carreras y título. Sería un duro golpe para la elección de Alonso de abandonar Ferrari, frustrado por la escasa competitividad de los bólidos rojos. Pronto saldremos de dudas.

ACTUALIZACIÓN 3 DE MARZO: Hoy se ha conocido que Fernando Alonso será baja para el primer Gran Premio de la temporada de Fórmula 1, en Australia. La razón esgrimida es por precaución después de su accidente en Montmelo. Además, hoy ha trascendido una novedad respecto al accidente. La web alemana F1 Insider revela que justo después del accidente, al ser atendido en primer lugar por los médicos, al recuperar la consciencia, Alonso se puso a hablar en italiano y estaba convencido de estar todavía en Ferrari. Eso explicaría toda la atención puesta en la observación de la evolución del piloto español.

Sin Comentarios

Deja tu comentario