La Liga en bandeja para el Barcelona

La Liga en bandeja para el Barcelona

A falta de dos jornadas para la conclusión de la Liga, si la huelga anunciada no se produce, el Barcelona está cada vez más cerca de ganar el título. 4 puntos de ventaja sobre el Real Madrid sobre 6 posibles por juga y con la sensación de tener controlada la situación. Una victoria o que el Madrid pierda alguna de los dos partidos que le quedan y será campeón.

Madrid2-Milan0_20101019_211736

El futuro de Ancelotti queda supeditado al resultado que pueda conseguir en la Champions. Igual que el año pasado en que el gol salvador de Sergio Ramos en la final le permitió seguir un año más en el conjunto blanco. Para ello deberá remontar mañana un 2-1 frente a la Juventus. Otro año más en el alero. El pasado fin de semana el Valencia sacó un empate del Santiago Bernabeú que deja la Liga en bandeja para el Barcelona. No fue un mal partido del Real Madrid. Tuvo ocasiones claras y encerró al Valencia que se fue al descanso ganando 0-2. Con mucha suerte: un penalti parado por Diego Alves a Cristiano Ronaldo ponía fin a la primera parte además de 3 disparos al poste, 2 de ellos por Bale que sigue negado de cara al gol.

El inicio de la segunda parte confirmó lo previsible en estos casos. Salida en tromba de un Real Madrid herido en su orgullo peleando por remontar y seguir vivo en la lucha por la Liga. Lo consiguió a medias. Con empuje y con muchas ocasiones de gol. Un golazo de Isco desde fuera del área dejó el marcador en el definitivo 2-2. Pero dejó dudas importantes. La primera fue la incomprensible alineación titular de Ancelotti que puso en liza a los dos laterales suplentes, Arbeloa y Coentrao, que acabaron siendo sustituidos por Marcelo y Carvajal. Hizo Ancelotti lo que no ha hecho apenas el resto de la temporada salvo por lesiones: rotaciones. En el peor momento posible. Cuando su equipo se jugaba la opción de mantenerse vivos en la pelea con el Barcelona por la Liga.

La otra duda importante es ya casi una cuestión de Estado: la situación de Iker Casillas en la portería blanca. El capitán es cada vez más contestado en el Bernabeú y ya no solo por los detractores habituales desde hace un par de años. El sabado la pitada fue generalizada después de encajar los dos goles. Cada balón que tocaba Casillas era un reclamo para la bronca, lo hiciera bien o mal. Tampoco ayudó la reacción del portero dirigiéndose a la grada con gestos y, según Cuatro, mandando a tomar por culo a la afición. Algo parece que se ha roto definitivamente en la relación entre Iker Casillas y la grada. Y ya no está Mourinho para echarle la culpa.

La solución no es fácil. El contrato de Casillas es muy elevado y no hay ningún gran equipo europeo que vaya a pagarle lo que le paga el Real Madrid. Ni de cerca. Y menos por un jugador en el ocaso de su carrera. La solución De Gea puede adelantarse más de lo que pensamos.

Mientras Casillas proseguía su calvario particular, el Barcelona cumplió con una victoria ante la Real Sociedad por 2-0. No brilló. Pero no le hizo falta. Ésa es una de las mejores aportaciones de Luis Enrique al tradicional estilo barcelonista: es capaz de ganar partidos sin jugar especialmente bien. Algo que le costaba mucho antes. Y con un equipo rodado y más fresco que sus rivales en el tramo final de temporada gracias a las rotaciones practicadas a lo largo de la temporada. Con la victoria ante el equipo donostiarra cierra, además, un ciclo interesante. En el partido de primera vuelta en Anoeta, con Messi de inicio en el banquillo, emergió el conflicto entre Messi y Luis Enrique después de la derrota. Un enfrentamiento saldado con una segunda vuelta casi perfecta y con el Barca luchando por ganar los tres títulos. Luis Enrique quedó muy tocado y lo que parecía el inicio del fin para el entrenador derivó en la situación actual con el Barca al acecho de la gloria. El entrenador entendió, o le hicieron entender, que Messi era intocable y que, salvo lesión, jugaría siempre que quisiera. Y ahí estamos. Con Messi ganando partidos y haciendo jugar al equipo.

Sin Comentarios

Deja tu comentario