Fútbol español: partidazo entre Barcelona y Villareal

Enorme, majestuoso, colosal  partido de fútbol entre dos de los tres mejores equipos de fútbol de la liga española actualmente. Al término del partido, seguro que todos los espectadores sintieron una descarga de tensión provocada por el espectáculo que acababan de observar. Fútbol del más alto nivel en estado puro y partido de los que crean afición.

D10S

El choque tuvo lo que se esperaba, buen juego, intensidad, grandes detalles en lo individual y en lo colectivo, polémica arbitral -que enrareció buena parte del encuentro- y en los banquillos. El Villareal se plantó en el Camp Nou como los grandes equipos europeos y, por momentos, parecía que lo que se jugaban ambos conjuntos era el pase a la final de la Champions más que tres puntos de la liga BBVA.

Presionaba arriba el submarino amarillo intentando dificultar la salida del conjunto catalán, dificultada de por sí debido a la presencia de Abidal en detrimento de un sancionado Piqué. El Barça por su parte encontraba más espacios a la contra que masticando el juego como suelen, y en una de estas Xavi (enorme todo el partido) asistió a Iniesta (magestuoso el manchego) y éste filtró un pase medido entre líneas para que Villa (colosal) levantara de toque sutil el esférico por encima de la segada del defensa para plantarse delante del portero, al que batió con facilidad y seguridad. Seguro que David guarda este auténtico golazo entre sus favoritos en su videoteca particular.

Poco después, otra gran asistencia del mediocampo blaugrana dejó a Messi y a Pedro contra el portero. Gol. Anulado al momento por el asistente del árbitro por incomprensible fuera de juego (el argentino estaba cerca de dos metros por delante del defensor). En la jugada siguiente Nilmar se marcó uno de esos detalles de los que hablábamos y sentó a cuantos defensas le salían al paso para finalmente batir a Valdes con un balón picado que pegó en el poste antes de colarse en la portería. Los barcelonistas, encabezados por Guardiola no daban crédito y así se originó una trifulca en la banda. Es lo que tiene este deporte, que entre rivales de este calibre, un detalle marca el devenir del encuentro.

Se pasó a una etapa en la que el Villareal se sentía más cómodo en el partido, presionando con todos y atacando con dos, Nilmar y Rossi, pero vaya dos. Tuvo que ser el de siempre cuando, en otro jugadón con paredes múltiples con Don Pedro Rodríguez, se plantó delante  de Diego López, muy escorado y orientado hacia su pierna mala. Pues bien, lo que hizo Messi con su pierna de palo no lo hace casi nadie con su pierna buena. Vaselina y el balón dentro. Qué jugador.

Mientras, Borja Valero se plantaba delante de Valdes cuando Maxwell le derribó y vio una amarilla que debió ser roja. Casi al final, de nuevo la Pulga desvió un centro tocado de Pedro para hacer el tercero y dar tranquilidad a un nerviosísimo estadio. Las múltiples repeticiones de la jugada que la Sexta ofreció, bastante malas por cierto, no aclaran si es fuera de juego o el propio jugador del Villareal que desvía el centro tiene la pierna más adelantada que Messi. En cualquier caso disfrutamos de un maravilloso espectáculo de noventa minutos que seguro que será recordado por todos los espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies