Fútbol: vergüenza española en Portugal

Esto no puede volver a pasar. Otro rídiculo de la selección española de fútbol. Como contra Argentina hace unos meses nos han caído otros cuatro goles como cuatros soles, y muchos españoles hemos sentido vergüenza, como hacía mucho que no pasaba. Porque contra la albiceleste teníamos excusas: un partido casi sin entrenamiento contra un rival que salía a morder, jugadores recién llegados de las vacaciones y sin ninguna forma física, el error garrafal de Reina… Y pese a ello tiramos tres veces a los palos y competimos. Hoy ni eso.

Humillación española

Si por algo se caracterizó esta selección que ganó el mundial hace seis meses fue precisamente por eso, por saber competir y saber superar los malos momentos que nos deparó la competeción -que los hubo en abundancia- más que por repetir el buen juego desplegado en la Eurocopa. Ahora parece que todo eso se ha olvidado, que venir a la concentración de la selección es sinónimo de cachondeo, «buenrrollismo» y de pasárselo bien. No se puede permitir.

Lo peor es que Portugal ni siquiera necesitó hacer un gran partido para dar un baño al combinado del fútbol español. Le bastó con un par de chispazos antes del descanso para conseguir su golito y poder plantear el partido como más les gusta: a la contra y con espacios para sus rapidísimos jugadores de banda. Tampoco le hizo falta que Cristiano completara el encuentro y sólo jugó la mitad.

Hasta el descanso el equipo jugó moderadamente bien, pero con el gol y los cambios se vino completamente abajo. Comentábamos el otro día que algunos medios apuntaban que Xavi se planteaba dejar la selección. Cuando a su entrenador en el Barça, Pep Guardiola, le cuestionaron acerca del tema su respuesta fue «no le dejarían». Pues normal. Y cierto. Este es un gran equipo pero depende sobremanera del jugador motor del bicampeón de la Liga BBVA y su asuencia se nota demasiado. Sobre todo por la falta de carácter que demostró el equipo en la segunda parte (y la entrada a destiempo de Cesc a Pepe no me parece sinónimo de esto).

No quiero despedirme sin antes comentar el pésimo partido de la defensa en general y de Sergio Ramos en particular. De central o de lateral, parecía que el partido no iba con él y tuvo bastante culpa en varios de los goles portugueses. Tampoco Del Bosque estuvo especialemente lúcido -considero que se puede variar el libreto preestablecido si el partido no marcha por los cauces previstos y tanto en Argentina como aquí, Vicente no se apartó ni un ápice de su libro de ruta-. En la parte positiva podríamos señalar el buen partido, pero sin alardes, de Silva. Debería tomar los mandos del equipo el canario de vez en cuando porque tiene más visión y fútbol que la mayoría. Los demás, desierto.

En el deporte, a veces se aprende más de una derrota que de diez victorias. Esperemos que este sea el caso.

2 comments

  1. En el deporte, a veces se aprende más de una derrota que de diez victorias. Esperemos que este sea el caso.

    Esperemos que sea el caso…Yago porque si no…

    • No sé, veremos a ver que pasa en los próximos compromisos porque esa teoría de que «España en los partidos oficiales no pierde» no me vale, porque nuestro rival más complicado ha sido, ejem ejem, Escocia.
      Espero equivocarme y que el maestro Del Bosque corrija el rumbo pero si no, esto empieza recordarem peligrosamente a lo ocurrido con la selección de baloncesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies